Escuchar no es sólo utilizar los oídos

Escuchar no es sólo utilizar los oídos, es interpretar el lenguaje corporal que refuerza las ideas del que habla. No perdamos nunca el contacto visual y evitemos la distracción de cualquiera de nuestros sentidos.

Vivimos rodeados de un mundo sonoro altisonante. El mundo tiende a  estimular las emociones más primitivas que no mueven a la escucha como método de análisis o aprendizaje.

Algunas recomendaciones para facilitar una  nuestra escucha inteligente:

Acallemos la voz del ego que intenta ponernos siempre como protagonistas de lo  que somos, lo que hacemos,  lo que queremos y  lo que despreciamos.

Interpretemos la acción de escuchar como una acción de aprendizaje,  de generosidad, de respeto y empatía.

No perdamos nunca el contacto visual y evitemos la distracción de cualquiera de nuestros sentidos.

La herramienta esencial para escuchar y aprender es preguntar. Preguntemos,  no dudemos en hacerlo.

Mientras escuchamos adquirimos conocimiento, crecemos y evolucionamos como seres humanos. Para lograrlo debemos aprender a preguntar de manera razonable,  a responder serenamente cuando sea necesario y a callar cuando no tengamos nada que decir, que no es poco!

El secreto del buen hablar es entre otras cosas, saber escuchar.

Prof. Cristina Rubio

Tenemos novedades de cursos en Octubre! El ABC del usos de cristales.

Podés ir viendo en nuestra Fanpage Cristina Rubio. Terapias para el estrés

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.