La Valentía de Quedarte Contigo Mismo

«Las relaciones no te causan ni dolor ni infelicidad.
Tan sólo sacan a relucir el dolor y la infelicidad que ya está en ti.»
– Eckhart Tolle
Tus sentimientos, las energías vivas que se perciben en tu cuerpo en este momento, no fueron ‘causadas’ por alguien más, y tampoco son algo que alguien más pueda retirarlas. Nadie es responsable de tus sentimientos. La comprensión de esto puede dar término, de una vez por todas, al juego de la culpabilidad.
Sí, los demás pueden desencadenar dolor y tristeza en ti, ellos podrían ser contribuyentes en el campo en donde tu viejo y aún no resuelto dolor puede re-emerger, sin embargo, no tienen la capacidad para hacerte sentir como te sientes. Nadie puede hacerte feliz, nadie puede hacerte infeliz. Tan sólo estás siendo invitado, incesantemente, a encontrarte con todo aquello que no has enfrentado en ti mismo, a ponerte en contacto con aquello que nunca quisiste contactar dentro de ti, a explorar el campo.
Hacer a los demás responsables de cómo nos sentimos es el comienzo de toda la violencia, tanto interna como externa, de todos los conflictos y, últimamente, de todas las guerras que hay entre naciones.
No responsabilices a nadie en este asunto. Honra lo que está vivo en ti en este momento. Aprende a aceptar tus propios sentimientos como si fueran tus hijos queridos, sin importar la intensidad con la que ardan y clamen por atención. Celebra la vivacidad de tu herida, la vitalidad de tu decepción, la electricidad de tu tristeza. Arrodíllate ante el poder de tu enojo, honra su ardiente creatividad.
Desde este sitio de profunda aceptación, nunca te conviertes en alguien pasivo o débil. Todo lo contrario. Simplemente entras al mundo desde un lugar de no violencia, y por lo tanto, con un inmenso poder creativo, abierto a la posibilidad de escuchar honestamente, de dialogar con toda sinceridad, y con la posibilidad de cambios inesperados.
En el sufrimiento te empequeñeces. En el amor… todo es posible.
– Jeff Foster

Te invito a leer otros artículos en el blog de mi pagina!

Cristina Rubio

2 comentarios en “La Valentía de Quedarte Contigo Mismo”

  1. Excelente!!!!!!Para aprender una vez por todas!!!!!Es mi caso y el de la inmensa mayoría. Cometemos el error de culpar íntegramente al otro y no nos damos cuenta que la raíz de los sentimientos y emociones está en nuestro ser.

  2. Cristina, este es un obsequio que valoro muchísimo, y es porque cada día al despertar recuerdo cada palabra. En este caso he tenido vivencias, las cuales me han dejado heridas muy muy profundas pero sigo adelante sin culpar a nadie, es cierto lo que decís, uno es siempre artífice de su propio sufrimiento!!!! pero gracias a mí y la valentía que me acompaña en cada jornada puedo seguir sin mirar atrás. excelente el artículo, gracias Miriam

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.