Miedo a la luz

Nuestro mayor miedo no es que somos inadecuados. Nuestro mayor miedo es que somos poderosos más allá de cualquier medida.

Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, la que nos asusta. Nos preguntamos ¿quién soy yo para ser brillante, hermoso con talento y maravilloso? Es verdad, ¿quién soy o para no serlo?

Tu eres un hijo de Dios.
Mostrarte pequeño no le sirve al mundo. No hay nada luminoso en encogerte para que otras personas no se sientan inseguras frente a ti.

Hemos nacido para hacer manifiesta la Gloria de Dios que está adentro nuestro. Ella no está en algunos de nosotros, sino en todos.

En la medida que permitamos que nuestra propia luz brille, nosotros, inconscientemente, les damos a los otros permiso para hacer lo mismo.
Cuando nos liberamos de nuestros propios miedos. nuestra presencia, espontáneamente libera a los demás.

 

Texto utilizado por Nelson Mandela en su asunción como Presidente.

 

Deseo que lo hayas disfrutado tanto como yo cuando lo recibí de un gran maestro.
Prof. Cristina Rubio

Puedes leer otros artículos que te interesen en el blog de mi página.
www.crisrubio.com.ar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.